¡Siempre Sólida y Creciendo Contigo!

Credo

Credo del Cooperativista

CREO, en la cooperación con una fe inquebrantable que surge de sus nobles principios y de su sana filosofía.

CREO, en el espíritu de cooperación porque es una función cristiana con igualdad de oportunidades y servicios para todos.

CREO, en la amistad fraternal de todos los hombres como único medio de conseguir y preservar la paz.

CREO, en un futuro más halagador para Puerto Rico si nos dedicamos a resolver sus problemas económicos a través del sistema cooperativo.

CREO, que servir y laborar con los demás para resolver un problema común crea honda satisfacción, porque así ayuda a resolver mis necesidades y las necesidades de otros, y porque trabajando unidos nos acercamos más los unos a los otros.

CREO, en las facultades del hombre humilde para valerse a sí mismo y desenvolverse eficientemente en una organización pura.

CREO, además en la habilidad que todos tenemos para organizar y dirigir grupos que resuelven nuestros problemas económicos y sociales por medio de la acción conjunta.

CREO, que todo buen cooperativista debe pensar en términos de «nosotros» y no de «yo», y que siempre debe anteponer los intereses del grupo a sus propios intereses.

CREO, en la felicidad que proporciona al buen cooperativista el haber cumplido con sus deberes y el haber hecho respetar sus derechos.

CREO, además que las sociedades cooperativas pueden mantenerse funcionando eficientemente sobre bases sólidas, si sus socios cumplen con sus responsabilidades para con ella en todo momento.

CREO, que la educación constante de todos los socios de las cooperativas es esencial si queremos anteponerlas sobre normas sólidas de administración eficiente y al mismo tiempo preservar la pureza de sus principios filosóficos.

CREO, en el cooperativismo como un todo de vida que descansa sobre bases de igualdad de todos los seres humanos; que crea el espíritu de cooperación con igualdad de oportunidad para todos y fomenta la amistad fraternal de la humanidad toda; que provee para la participación por igual de todos siguiendo las normas democráticas.